Mecanizado por abrasión: ¿en qué se diferencia del resto de mecanizados?

Equipo Ferros Planes

Última modificación: 3 febrero 2020

Con este post terminamos una serie que habla sobre los tres grandes tipos de mecanizado: el mecanizado (o conformado) sin arranque de viruta, el mecanizado con arranque de viruta y el mecanizado por abrasión, que trataremos en esta ocasión. Estos tres tipos de mecanizado se diferencian en su acción sobre el material que transforman, es decir, en el hecho de generar un material sobrante (viruta) o no hacerlo. En el caso del mecanizado por abrasión, podríamos decir que se trata de una acción a medio camino, ya que hace referencia a un pulido del material, que no genera (prácticamente) desperdicio o viruta.

El proceso de abrasión

La abrasión es la acción mecánica de rozamiento de dos superficies la una contra la otra que ocasiona la erosión y desgaste (ruptura de partículas) de una o de ambas superficies.

El mecanizado por abrasión es, por lo tanto, el proceso de eliminación del material sobrante de una pieza desgastándola en pequeñas cantidades, haciendo que se desprendan partículas de material, para lograr la forma adecuada. De forma coloquial podríamos decir que el mecanizado por abrasión usa las partículas abrasivas como herramientas de corte en miniatura. Por su propia naturaleza este proceso que debe ir añadido a otros tipos de mecanizado, ya que la abrasión no permite acciones como perforar, cizallar, etc., sinó pulir la pieza resultante de estas acciones. Por eso hay quienes consideran este tipo de mecanizado como un tipo de mecanizado con arranque de viruta, ya que aunque mínima, existe una extracción de exceso de material.

Los abrasivos más comunes en mecanizado industrial son los naturales, como la arenisca, el esmeril o el diamante o artificiales, como la alúmina cristalizada (óxido de aluminio), nitruro de boro cúbico o carburo de silicio cristalizado.

Tipos de mecanizado por abrasión más habituales

Ventajas del mecanizado por abrasión

La abrasión confiere dos ventajas principales al mecanizado:

Limitaciones del mecanizado por abrasión

Las limitaciones del mecanizado por abrasión tienen que ver sobre todo con los tiempos necesarios para la producción, que son insostenibles en algunos procesos de fabricación.

Aplicaciones más comunes del mecanizado por abrasión

Elección del mecanizado por abrasión u otros sistemas

La elección del tipo de mecanizado depende de los requisitos de fabricación, como los tiempos de entrega, las tolerancias, las dimensiones de la pieza, etc. El resto de posts de la serie sobre mecanizados los puedes consultar aquí:

Bibliografía y trabajos de interés: